';

Programas de envejecimiento activo

El envejecimiento ha aumentado de manera continuada en las últimas décadas. Por ello, desde el ámbito sanitario y social se buscan soluciones para gestionar de forma eficaz y eficiente la atención a personas en situación de dependencia y cronicidad, adultos y personas mayores.

Desde las Clínicas de Memoria, mejoramos las condiciones de vida de las personas mayores desde la promoción de su autonomía personal y el fomento de su participación social, ofreciendo para ello oportunidades de bienestar físico, cognitivo, emocional y social, desde el marco del envejecimiento activo y el impulso de una sociedad para todas las edades.

Basándonos siempre en el proyecto de vida de cada persona, fomentamos un crecimiento y equilibrio de todos los ámbitos que son parte integral de la persona. Por ello, y desde nuestra experiencia, la estimulación funcional (de actividades de la vida diaria: básicas, instrumentales y avanzadas) realizadas en contextos naturales, no se concibe, sin la mejora del funcionamiento cognitivo, físico, emocional y social. Esto permitirá incrementar la autonomía personal y con ello la calidad de vida y participación social de la persona en su entorno.

 

A través de estos programas contribuimos a que la población en general, y las personas mayores en proceso de envejecimiento en particular, mantengan unos estilos de vida saludables que aumenten la esperanza de vida libre de dependencia, mejorando su calidad de vida y su autonomía personal, repercutiendo a su vez en la mejora de calidad de vida de sus cuidadores.

 

Descubre ésta y otras actividades  en el apartado «nuestro trabajo»