';

Capacidades cognitivas: Lenguaje

El lenguaje es un instrumento que tiene el ser humano para transmitir información e ideas, sirviendo además para almacenar datos en nuestra memoria siendo útil en las fases de registro, retención y recuperación.

Esta utilidad del lenguaje para memorizar se debe a la gran cantidad de claves que aportan, como son el sonido, significado, escritura, o incluso un componente emocional asociado.

Según esto, cuanto más ampliemos nuestro vocabulario y fluidez verbal, será más fácil almacenar información en nuestra memoria, ya que, en caso de conocerse y entenderse la información a retener, la huella mnésica o recuerdo que provoca esta información es mayor.

Esta capacidad cognitiva tiene los siguientes subprocesos:

  1. Comprensión: Se refiere a la recepción de la información contenida en el mensaje que envían los demás, así como su análisis.
  2. Expresión: Capacidad para organizar una serie de ideas en un mensaje con significado que emita la información que nosotros queremos comunicar.

El lenguaje se diferencia en los siguientes tipos:

  • Lenguaje oral: Depende del aparato bucofonatorio, que se compone de órganos de respiración (Ej.: pulmones y tráquea), órganos de fonación (Ej.: laringe y cuerdas vocales), y órganos de articulación (paladar, lengua, dientes, labios y glotis). Consiste en la emisión de sonidos que, siguiendo las normas de un código, adquieren significado.
  • Lenguaje escrito: Se refiere a la representación en un soporte físico del mensaje que queremos transmitir, mediante la codificación de los sonidos a través de símbolos gráficos con significada. Destaca la importancia de la motricidad fina de las manos para poder transmitir el mensaje de forma adecuada.

Para prevenir el deterioro en el lenguaje, sigue los siguientes consejos:

  • Realiza estimulación continuada mediante la lectura y escritura habitual.
  • Practica juegos de palabras de forma lúdica, por ejemplo palabras encadenadas, pasapalabra, etc.

Si a pesar de poner en práctica estos consejos, notas que tu lenguaje se está deteriorando de forma significativa, consulta con un profesional.