';

Capacidades cognitivas: Funciones ejecutivas

Las funciones ejecutivas, son las funciones cognitivas que se encargan de controlar y coordinar los procesos cognitivos, emocionales y comportamentales de la persona, de forma autorregulada (Tirapu, 2008).

Son consideradas funciones superiores, ya que de su correcto funcionamiento depende el funcionamiento de otras funciones cognitivas, como la memoria, el lenguaje, la atención, la percepción, etc.

Hay muchas clasificaciones de las Funciones Ejecutivas, aquí mostramos la que realiza Alberto del Barco:

  • Flexibilidad cognitiva: Capacidad de las personas para poder adaptarse a diferentes situaciones novedosas.
  • Planificación: Ejecuciones de un plan formado de una secuencia de pasos a seguir, para así lograr un objetivo deseado.
  • Previsión: Anticipación de posibles consecuencias en función de la conducta ejecutada, permitiendo planificar diferentes dificultades que puedan surgir.
  • Razonamiento: Facultad para alcanzar la resolución de diferentes problemas mediante el establecimiento de relaciones causa – efecto basadas en la lógica, extrayendo conclusiones.
  • Monitorización: Capacidad para valorar la ejecución y los posibles errores de un plan de acción que se está llevando a cabo, establecido previamente.
  • Abstracción: Extracción de conclusiones con respecto a un concepto y objeto.
  • Metacognición: Conocimiento que la persona posee acerca de cómo es el rendimiento de sus procesos cognitivos.
  • Inhibición: Capacidad que posee una persona para reprimir o retirar el foco de atención de los estímulos irrelevantes para el plan de acción que está ejecutando en un momento concreto.

Para trabajar el correcto funcionamiento de las funciones ejecutivas son útiles los ejercicios como contar hacia atrás de 7 en 7, o pensar palabras que no contengan la letra A, L, etc. Además, también es útil el uso de rutinas y ayudas externas como alertas, alarmas, calendarios y agendas, etc., teniendo en cuenta que, si se aprecia algún tipo de deterioro en estas funciones, se debe acudir a un profesional.

Tirapu-Ustárroz, J., García-Molina, A., Luna-Lario, P., Roig-Rovira, T., y Pelegrín-Valero, C. (2008). Modelos de funciones y control ejecutivo (I). Revista de neurología, 46(11), 684-692.