';

Envejecimiento activo: Beneficios de la Reminiscencia

La Reminiscencia es la práctica de recordar, pensar y/o relatar aspectos pasados. Consiste en preparar relatos, seleccionando contenidos significativos para la persona, organizándolos por momento temporal y por tema. De esta forma, se accede a los contenidos de la memoria autobiográfica.

La memoria autobiográfica es un tipo de memoria consciente a largo plazo, especial por la carga emocional y significatividad de su contenido para la persona. Además, no todos los contenidos de esta memoria se recuerdan con la misma cantidad de detalles, sino que habrá algunos recuerdos más detallados que otros, en función de la importancia que la persona le otorgue a cada uno.

Este tipo de actividad suele tener asociada una afectividad positiva, estimula la memoria, y favorece la integración de la personalidad.

Beneficios de la práctica de la reminiscencia:

  • Mantener la autoestima: Suele ser una actividad con buenos resultados que contrasta con la percepción de declive físico y cognitivo.
  • Confirmar y preservar el sentido de identidad: Refuerza sentimientos de valía personal, coherencia y continuidad del ciclo vital.
  • Posibilitar la psicoestimulación: Estimula principalmente funciones cognitivas como el lenguaje y la memoria, estableciendo conexiones temporales de la propia vida de la persona.
  • Promover la sociabilidad: Es una actividad que puede trabajarse en contextos grupales, favoreciendo el desarrollo de relaciones interpersonales, transmitiendo conocimientos y reforzando las redes de apoyo.

En las Clínicas de Memoria trabajamos la Reminiscencia a través de un material estructurado, llamado Maleta de Reminiscencia.

Si quieres conocer y/o adquirir nuestra maleta, pincha aquí.